Demandas de juego

Actualizado el septiembre 10, 2014 por Sofia Benitez Publicado el  

Antes de que el juego se volviera popular, la mayoría de jugadores del mundo no tenían ni idea de las facilidades destinadas a rellenar una demanda contra un casino en el que perdieron su valioso dinero. Antes, era aceptado que los jugadores perdieran sus cantidades apostadas a favor de un jugador mejor y se quedaran con los bolsillos vacíos al final del día. Fue solo cuando los jugadores se profesionalizaron que los patrones y los comportamientos relacionados con el juego cambiaron. Ahora, ganar o perder es el único factor decisivo para su existencia. Así pues, en muchos casos, es lógico que dichas personas busquen ayuda legal de un jurado si se sienten engañados en el casino mientras juegan.

Demandas de juego

Más consciencia entre la gente

En los últimos años, un hombre de negocios australiano llamado Harry Kakavas reclamó pérdidas de 13 millones de libras en 1 año. El litigante denunció el Crown Casino de Melbourne y declaró que el casino utilizó con malos fines su adicción al juego para su propio beneficio. Por otra parte, se demostró que el casino ofrecía incentivos especiales al Sr. Kakavas, pues se le permitía usar el jet privado del casino. Pero él alegó que el casino sacó provecho de su problema y que no le aconsejaron antes de apostar y perder una enorme cantidad de dinero. El jurado sin embargo rechazó su alegato y argumentó que su queja no tenía fundamento y que él era suficientemente maduro para tomar decisiones racionales.

Dicho enfoque puede ser mal utilizado

Hay ocasiones en las que los jugadores problemáticos denuncian a casinos que no se benefician mucho de ellos. También recogen a muchas víctimas y presentan el casino con una mala perspectiva. Un incidente parecido tuvo lugar en Canadá, donde se reunieron muchos jugadores y 11,000 jugadores fueron implicados. Su argumento se basaba en una declaración que decía que padecían de una adicción patológica al juego y solicitaron una prohibición del Ontario Casino. Por aquel entonces no se utilizaba el reconocimiento facial, por lo que las personas auto-excluidas podían seguir jugando de forma segura. En agosto de 2013, la Ontario Court of Appeal denegó la autorización de dichas acusaciones de los jugadores patológicos.

Otro aspecto de las demandas de juego

Hay otro aspecto de las demandas de juego que no es usado por los jugadores problemáticos individuales ni por un grupo de ellos. Se cree que dichas prácticas abusivas se llevan a cabo para atraer a consumidores que obtienen beneficios y se vuelven adictos al juego. La adicción al juego es una enfermedad seria que requiere un tratamiento apropiado y es, sin duda, un problema para la sociedad.

En base a la demanda previa, la industria del tabaco fue multada con grandes penalizaciones de billones de dólares. Debido a esta razón, las compañías de los casinos no se arriesgan, y tienen a diez abogados de renombre que les protegen del grupo de estudio de litigios del juego online.

Para unos resultados mejores y más seguros, los casinos deben actuar con responsabilidad. Deberían ayudar de forma directa a aquellos jugadores que precisen tratamiento, pero nunca deberían olvidarse de mantenerse seguros a sí mismos. En este caso el casino juega un papel importante, pero la última palabra a la hora de jugar siempre es de los jugadores.